PINO ABETO, YEMAS TRIT PLAMECA
PINO ABETO, YEMAS TRIT PLAMECA
PINO ABETO, YEMAS TRIT PLAMECA

PINO ABETO YEMAS TRIT 1KG PLAMECA

La tisana de las piñas de Abeto fortalece en gran manera los órganos de la respiración y de la voz, y es de gran utilidad para combatir los resfriados, ronquera, catarros, tos, y un largo etc...
14,44 €

Compra AHORA y recibe el Miércoles
Producto sin stockSin stock

- Fabricante: PLAMECA
- Ref.: 139016

Descripción

Presentación: 1 Kg

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Es un bello árbol con grandes  propiedades balsámicas. Hay muchas especies, todas ellas de propiedades similares. Tiene un gran poder curativo que se debe a la trementina. Se emplean las yemas y las hojas.

Se emplea en cocimiento para uso interno o añadido al agua del baño de vapor, en los catarros de las vías respiratorias, de la garganta, de los bronquios, etc. Activa la función de los riñones y aumenta la producción de orina. Finalmente, por sus propiedades depurativas, es útil contra las afecciones de la piel, para combatir la gota, el reumatismo y el artritismo, así como para el tratamiento auxiliar de la sífilis. Excelente para el baño de vapor al pecho y cabeza.

La tisana de las piñas de Abeto fortalece en gran manera los órganos de la respiración y de la voz, y es de gran utilidad para combatir los resfriados, ronquera, catarros, tos, gripe, enfermedades de la garganta, laringitis, hinchazones, tuberculosis, afecciones rebeldes y crónicas de la piel, herpes, supuración, granos, hidropesía, escrófulas, debilidad del estómago, dispepsia, enfermedades de las vías urinarias y de la vejiga, ictericia, sudor fétido de los pies, neuralgias, dolor de cintura, enfermedades de la matriz, etc.

Es recomendable el jugo de los botones, vástagos y piñas tiernas. Se toma media cucharada cada dos horas. Pronto se experimentará su poder fortificante, tónico y especialmente curativo. Este jugo sirve también para friccionar partes doloridas y enfermas. El que toma este jugo o beba la tisana con constancia, haciendo también las aplicaciones externas, quedará preservado de las epidemias de gripe. También las herpes y otras molestias desaparecerán con este tratamiento.

El tratamiento interno (tisana o jugo) requiere el apoyo del tratamiento externo, mediante compresas (fomentos), gargarismos, pediluvios y baños de asiento y enteros: basta una decocción de un kilo y cuarto de Abeto para los baños enteros. Las hojas de Abeto, ramas o piñas tiernas se cortan finamente y se prepara una decocción para estos tratamientos. También en el agua para los baños de vapor aconsejamos agregar un poco de Abeto.

Cantidad: Cocimiento breve (de unos tres minutos), de cuatro a seis tazas por día tomadas en caliente. Cucharadita de café por taza. Para baños de vapor al pecho y cabeza, se echan de 20 a 25 gramos de yemas en el agua de cada baño de vapor. Para que sea mejor el efecto de la tisana, puede tomarse también por cucharadas cada hora, pero nunca durante las comidas.

Extracto: Se cortan en pequeños trozos diez piñas verdes, se vierte agua fría dejándolo en maceración por espacio de veinte horas. Luego se cuece con poco agua y lentamente durante cuarenta minutos. Se cuela y se agrega Miel pura de abejas sin cera, volviéndolo a cocer hasta que no quede nada de agua. Este excelente tónico para sanos y enfermos está entonces a punto para el consumo. Una cucharadita cada tres horas.

Aconsejamos a los asmáticos y a los enfermos de los pulmones y nervios pasear a menudo por los montes de Pinos y Abetos, descansar bajo estos árboles y dormir a su sombra. El que pueda hacerlo, hará bien en fijar su residencia por algún tiempo en medio de esos montes. Es bueno para estos y también otros enfermos dormir sobre colchones de agujas de Pino o de Abeto. El poder curativo que emana de esta planta se hace notar pronto.

Fuente: Libro “Guía de Medicina Natural: Plantas Medicinales Volumen II”, por Carlos Kozel.

OPINIONES

No hay comentarios para este producto por el momento.
Subir